Cuando el buque Logos Hope, llegó a puerto samario muchos pensaron que se trataba de un barco más pero nunca, los incautos visitantes, se imaginaron que se encontrarían no solo con la biblioteca flotante más grande del mundo sino de un mensaje de Dios cargado de esperanza con una carismática tripulación.

En su recorrido al interior de la gran embarcación en el puerto de Santa Marta, RADIO YES, da cuenta de una estrategia transnacional que presenta una gran variedad de libros bien presentados.

Los textos al interior del Logos Hope contienen la expectativa con un nutrido temario visto desde la perspectiva del mismo Dios, cada uno de ellos con mensaje de salvación, bendición y liberación.

Un pasaje interesante es el que se hace justo en la mitad de la ruta para los visitantes, es la curiosa historia del hijo prodigo que se presenta de manera muy gráfica y la narración de personas amables que llevan a los oyentes a tomar la mejor decisión de una vida con un Dios como un Padre bueno e incondicional.

Cabe resaltar que el Logos Hope ahora planea pasar las próximas diez semanas en Colombia, llamando a tres puertos diferentes en el país. Esta es la primera visita que realiza este barco aquí, y comienza el tan esperado regreso de uno de los barcos de la organización a América Latina después de una brecha de 15-20 años.

Los samarios no han perdido el tiempo en aprovechar al máximo la oportunidad, con largas colas de visitantes esperando que los autobuses los llevaran dentro del puerto hasta la litera del barco.

Ha habido una transformación dentro de Logos Hope en reconocimiento a operar en un nuevo idioma entre ahora y 2020. Todos los letreros en las áreas de visitantes se han traducido al español, los anuncios de Tannoy y los eventos públicos son bilingües, el equipo ha estado practicando su conversación en español con sus hispanos colegas, y la mayor alteración se encuentra en la feria del libro.

“El sesenta y cinco por ciento de los libros en nuestras estanterías ahora están en español”, dijo David Waugh (Escocia), el administrador de la feria de libros. “Recibimos dos contenedores de envío completos desde nuestro centro de manipulación en los EE. UU .; stock que hemos estado comprando en preparación durante el último año “.

Eso no quiere decir que todavía no hay libros en inglés disponibles. David quiere atender a los latinoamericanos que hayan estudiado en América del Norte o a los que quieran mejorar su inglés, y ya está descubriendo que las ventas son más altas de lo esperado. También rinde homenaje a su equipo por reorganizar el área principal de visitantes de la nave tan rápidamente.

“Tengo el mejor equipo en el barco, ¡pero por supuesto que soy parcial!”, Se ríe. “Todavía están aprendiendo, pero se juntaron bien para cambiar todo en tres días para poder comenzar en la nueva región en buena forma”.

Han sido unas pocas semanas ocupadas para todos a bordo Logos Hope . El próximo programa es Navidad, con la emoción de los miembros de la tripulación cada vez más experimentando el ambiente y las tradiciones de una celebración colombiana.